El Blog del ombligo.

Opinión, convicción, letras libres.

Este es un espacio de todes para todes.

Seamos responsables y respetuoses.

Bienvenides les lunátiques.

Apología de una ausencia posible

Hay una rara tradición en la filosofía del arte, que parece engrandecer la imagen del artista, y lo declara un antagonista del vacío; como una sombra que aún brillase a costa de la propia oscuridad.

Creo que aquellos que piensan así, viven caminando a ciegas. Todo artista necesita del vacío para sobrevivir. El artista sólo existe en tanto existe la nada. Todo creador de obra que te haya salvado del vacío, fue salvado por el vacío en sí.

Es el único lugar en este mundo que no ha sido reclamado por nada ni por nadie. No puede ser reclamado. Has aprendido a temerle al vacío, has aprendido a no mirarle, a negarlo en toda su perfecta oscuridad. No hagas eso. No hay nada más fértil para los mortales que el vacío.

No podemos vivir nuestra vida como si fuéramos objetos. Los objetos no mueren. Tú y yo ya estamos muertos. Somos una extensión de lo que es la nada. Ahora mismo, somos dos gotas de oscuridad que han caído desde el crepúsculo. Somos nada, y eso es algo bueno. Ser nada es ser mucho. No significar significa tanto...

Imagen: "If found"


¿Quieres ser parte de una retórica universal, por qué? Todo ya existe en el universo, todo ya está hecho. Sólo en el vacío puedes ser tú. En el vacío eres y hablas tu propia retórica, y no importa que nadie te entienda porque nadie necesita entenderte.


Porque en el vacío no hay nadie. No hay tú. No hay yo. Y las palabras de ahorita pesan como un lastre que se alarga hasta la infinitud. La ficción que eres tú, sobre la que te has construido, se torna en tu propio lastre. Debes soltarte, porque no hay nada más ligero y más hermoso que el vacío.

44 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Siempre