El Blog del ombligo.

Opinión, convicción, letras libres.

Este es un espacio de todes para todes.

Seamos responsables y respetuoses.

Bienvenides les lunátiques.

¿Hacia dónde dirigir los reflectores?

-Mérida, Yucatán 23 de julio de 2018


Con unos meses de priismo por delante, pareciera que están desaparecidos, que Los Pinos se encuentra entre escombros o absorbido por un socavón. Andrés Manuel desde el 1 de julio ha acaparado los reflectores y atraído la atención pública con temas bastante controvertidos.



Enrique Peña Nieto y sobrevivientes se encuentran refugiados a espaldas del fenómeno AMLO y MORENA, hemos perdido la atención, se les ha acabado el escenario y el estrellato. El problema de esa desaparición es lo inesperado que puede ser el equipo Peña Nieto, ellos necesitan esa atención, esa mirada pública, necesitan seguir escalando al primer lugar de todo tipo de escalas negativas y corruptas.


Los escombros del PRI ahora se encuentran en manos de Claudia Ruiz Massieu Salinas, sí, resulta perturbador encontrar el apellido Salinas de vuelta en la cúpula priista. La llegada de Ruiz Massieu levanta muchas interrogantes, muchas sospechas y mucho repele. Podría ser ella la oposición del nuevo PRI y podría pretender levantar al moribundo partido con ideas frescas, o bien, podría ser simplemente la imposición de Carlos Salinas de Gortari y otros priistas que culpan a Enrique Peña Nieto por el naufragio del PRI.


Aunado a esta opaca luz de un reflector a punto de descomponerse, se enciende prematuramente el reflector de Andrés Manuel. En sus primeras semanas como presidente electo -aún sin tomar protesta- se ha exhibido innecesariamente y ha tomado la iniciativa peligrosa de tomar decisiones que aún pudieran reflexionarse con su equipo de trabajo.


Empezamos la polémica con la incorporación del Estado Mayor Presidencial a la SEDENA, dejando a un lado el deber de protección al presidente de la República, su familia, la logística y transporte de los eventos personales y la protección a los ex presidentes de la República. Andrés Manuel rechaza esta protección porque asevera que la obtendrá de la gente, que el pueblo lo va a cuidar y que el EMP es un gasto que debe recortarse para su plan de austeridad. El EMP es una cuestión de seguridad nacional, protegen el interés de todos los mexicanos, AMLO tiene que entender que la existencia de ese cuerpo es garantizar la seguridad nacional con la vida del presidente de la República y su familia. ¿Qué pasaría si algún cartel tiene alguna discrepancia con el gobierno y secuestra al hijo de Andrés Manuel? Tiene que entender que no busca únicamente mantenerlos con vida, sino proteger a la nación, evitar situaciones que pongan en riesgo el Estado de Derecho.


Como segundo acto, tenemos el fideicomiso del 19s de MORENA. Este fideicomiso creado por legisladores, militantes y simpatizantes de MORENA recibió más de 40 millones de pesos de origen desconocido, violando la ley electoral y las normativas del fideicomiso. Según la investigación realizada por el INE, sirvió como triangulación de recursos para financiar al partido y las campañas de ciertos candidatos, aunque no hay pruebas de haber sido utilizado en las campañas, el partido no reportó el gasto ni procedencia de esos recursos. Posteriormente el dinero era retirado en efectivo y repartido por operadores de MORENA a otros integrantes del partido que supuestamente eran los encargados de repartírselo a los damnificados, aunque ahí es donde presuntamente se desviaba el recurso para ser utilizado en las campañas. También, está el hecho de que los cheques entregados del fideicomiso, el INE reporta que de los 70 que recibieron el cheque, 56 tienen una relación directa con MORENA -en algún órgano directivo, en su nómina o era algún candidato-. Con este acto de corrupción, me poregunto: ¿qué tan viable es la solución a la corrupción por medio del ejemplo de Andrés Manuel, siendo el fundador del partido?


Por el otro lado, la protagonista de toda esta serie de actos es Olga Sánchez Cordero, a los lopezobradoristas, opositores y neutrales los ha cautivado con sus iniciativas y liderazgo. La exministra pretende despenalizar la marihuana y amapola –siembra, cosecha, trasiego y uso lúdico- como medida de reducción de la violencia en México, al igual que una muy seria y sustentada explicación de la propuesta sobre la amnistía. Creo que en el balance de estas semanas, no es AMLO el “bueno” de la película y me adelantaré a decir que no lo será durante el sexenio. Creo que si el sexenio de López Obrador sobresale y destaca de forma positiva, va a ser debido a su equipo.


Como decimos coloquialmente en México, en estos últimos meses peñistas necesitamos tener “un ojo al gato y otro al garabato”, es decir, no podemos distraer nuestra atención del presidente Enrique Peña Nieto, necesitamos convertirnos en ciudadanos vigías, tener cuidado con la deuda externa -que este sexenio se ha llevado a cifras récord, 10 bdp- y sobretodo, de últimos oscuros acuerdos que pudieran cerrarse o firmarse para terminar de “engordar el cochino”. Por el otro lado, también mantener nuestra atención en el presidente electo, que de forma arriesgada, con declaraciones peligrosas, una muy insípida y torpe carta a Donald Trump y una postura que hace recordar al PRI no aceptando el hecho del fideicomiso y no sancionando a los responsables –lo cual le hubiera traído mayor credibilidad-, ha empezado a levantar cuestionamientos mucho antes de llegar al poder.

47 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo