El Blog del ombligo.

Opinión, convicción, letras libres.

Este es un espacio de todes para todes.

Seamos responsables y respetuoses.

Bienvenides les lunátiques.

Introducción a la serie "Paradojas"


Por Luisa Garza


Quiero usar este espacio para desarrollar un ejercicio intelectual que he querido emprender desde hace mucho tiempo. Abrir un diálogo para cuestionar, analizar y explorar ideas, conceptos, y problemas desde varias ángulos. Esto para construir significados capaces de abarcar la naturaleza compleja y contradictoria de la realidad. Analizar varios temas sociales, políticos y filosóficos “paradójicos” (de naturaleza contradictoria, sin embargo, verdadera) haciendo uso del pensamiento multidisciplinario y holístico para obtener una visión más panorámica.


Asimismo, quiero jugar con la binariedad de los modelos de pensamiento y los dictámenes culturales en los que frecuentemente estamos atrapados. Quiero deconstruir las suposiciones sobre las que construimos nuestra identidad, experiencia y concepción del mundo para probar la fragilidad del nomosy la resultante intolerancia a la ambigüedad que nos presenta la realidad.

Pretendo hacer que los que me lean sean más capaces de aceptar la complejidad y ambigüedad de la realidad para dejar de resguardarnos en dogmas y concepciones inflexibles que nos detienen y encierran en nuestros propios miedos. Mi límite está un paso antes de la anomía, y justo al lado del ideal de libertad (siempre inalcanzable).


Quiero obligarte a ver lo que tu llamas una mentira, y que te des cuenta que para otros es una verdad. Que habites en otro mundo por un momento. Será como entrar a la casa de alguien más, dormir en su cama, comer en su mesa y mirar por su ventana como si fuera la tuya. Después podemos regresar a la objetivación y darnos paz mental con una serie de constructos sociales, sistemas de creencia y jerarquización de valores que podemos asumir como verdades para poder funcionar en el mundo. Pero antes de crear nuestra propia significación de la vida y guardarnos en ella como una casa en medio de la tormenta, cuestionemos nuestra existencia, dejémonos mojar por la lluvia de lo desconocido. Así talvez regresemos un poco más libres, más conscientes y más sabios, para reconstruir nuestras casas de significado.

71 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo