El Blog del ombligo.

Opinión, convicción, letras libres.

Este es un espacio de todes para todes.

Seamos responsables y respetuoses.

Bienvenides les lunátiques.

La ruta hacia una nueva perspectiva migratoria.


Juan José Gómez Camacho junto a Jürg Lauber presentando el borrador final del Pacto. - Naciones Unidas

Ciudad de México a 2 de Septiembre del 2018.


Uno de los temas de mayor importancia del siglo XXI es sin duda la migración. Las transiciones migratorias han marcado el imaginario colectivo mundial; de Siria hacia Europa, Myanmar hacia Asia del Pacífico, de Centroamérica hacia Norteamérica, entre países africanos y el más reciente éxodo de más de 2.3 millones de Venezolanos a toda Latinoamérica, entre muchos otros. Sin embargo, la migración esta plagada de prejuicios e ideologías sin fundamentos que dificultan el complicado trayecto que los migrantes recorren.


La sociedad internacional ha intentado durante las últimas décadas poder establecer reglas y prácticas internacionales para regular la migración. En 1990 se firmó la “Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares.” La cual fue la primera vez que se establecieron procedimientos de protección para los migrantes. En el 2013 se celebró el diálogo de Alto Nivel y se firmó la “Declaración de la Migración Internacional para el Desarrollo”. Sin embargo, no había un consenso real de cómo regular la migración.


No es hasta el 2015, cuando se negocia la Agenda 2030 en dónde los países se juntan para implementar 17 metas holísticas con base al desarrollo sostenible. En este plan, por primera vez se analiza la migración no solo como la consecuencia de la falta de desarrollo en los países, si no, como un tema de corresponsabilidad internacional. En los Objetivos de Desarrollo Sostenible se encuentran 10 indicadores sobre migración en los diferentes objetivos. Uno que se puede destacar es el 10.7 el cual establece: “Facilitar la migración y la movilidad ordenadas, seguras, regulares y responsables de las personas, incluso mediante la aplicación de políticas migratorias planificadas y bien gestionadas.”


A partir de esta premisa, en la cumbre de las Naciones Unidas del 2016 se firmó la Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes. Esta declaración fue la expresión de voluntad internacional de regular la migración para proteger los derechos humanos y dar un nuevo enfoque hacia ambos temas. Se comprometieron a organizar y negociar dos pactos: uno de migración y otro de refugiados.


México es un país geopolíticamente estratégico, es un país de origen, transito, destino y retorno de migrantes. La agenda de migración ha sido pilar de política exterior desde los últimos 70 años. Por esto mismo, México, junto a Suiza, siendo los representantes Juan José Gómez Camacho y Jürg Lauber, co-facilitaron las negociaciones para el Pacto Mundial de Migración, el cual se quería dar una nueva visión a la migración.


En este pacto, lo que se buscaba era cambiar las ideologías basadas en emociones, prejuicios y psicología xenofóbica hacia un paradigma de datos, hechos y entendimiento de los beneficios de la migración. Se buscaba cambiar la idea que la responsabilidad de los migrantes es exclusivamente de los países que los reciben, hacia una visión de 360 grados que incluyen a todos los actores responsables de permitir una migración segura, ordenada y regular.


A pesar de que, coincidentemente, al mismo tiempo que se estaba negociando el pacto, comenzó una ola de xenofobia mundial. Se pudo llegar a un consenso de 23 objetivos. Cada uno contiene compromisos políticos y paquetes de política pública para poder llevar a cabo una migración con base en: la corresponsabilidad de actores, los Derechos Humanos y el desarrollo sostenible.

Aunque algunos países como Hungría y Estados Unidos se salieron de las negociaciones, el Pacto no es una herramienta en contra de los países de destino, tampoco está a favor de la migración irregular, simplemente da un nuevo marco institucional, político, social y administrativo para poder llevar acciones pragmáticas para mejorar la situación precaria de los migrantes.


Utilizando un enfoque de geopolítica feminista, podemos entender la migración no solo desde la perspectiva de flujos de poder y necesidades económicas, pero también desde un óptica de género, de raza y de clases, que son espacios que eran ignorados en el análisis geopolítico clásico, a partir de esta interpretación podemos entender la importancia de incluir en el Pacto un enfoque de género.


Finalmente, quiero acabar con ciertos datos que el Embajador Representante Permanente de México ante la Organización de las Naciones Unidas, Juan José Gómez Camacho, compartió durante el “Panel sobre el Pacto Mundial para la Migración” en la Secretaría de Relaciones Exteriores el 30 de Agosto del 2018:


La migración en su mayoría es Sur-Sur, no Sur-Norte como se piensa, pero la mayor parte de la migración es intrarregional. Por ejemplo, en África, casi el 80% se queda ahí; en América Latina, el 60% es intrarregional.

En el mundo hay 257 millones de migrantes, (los cuales solo el 20% es indocumentado). Los migrantes representan el 3.2% de la población mundial, no obstante, contribuyen al 9% del PIB global, lo que equivale a 6.7 trillones de dólares anuales. La migración tiene una capacidad de producción extraordinaria.

El Pacto de Migración no es jurídicamente vinculante, son compromisos que los Estados hacen. Es una visión que fortalece el multilateralismo y las acciones en conjunto. Se debe de ver a la migración como un motor de crecimiento económico y no con ojos de discriminación basada en retóricas sin fundamentos. De esta manera, y bajo un este marco, se podrá cambiar el paradigma hacia uno de corresponsabilidad internacional. Lo único que falta, es que se adopte en la conferencia intergubernamental de Marrakech el 10 de Diciembre del 2018.



Documentos adicionales:

Pacto Mundial de la Migración segura, regular y ordenada: https://refugeesmigrants.un.org/sites/default/files/180711_final_draft_0.pdf

108 vistas0 comentarios