El Blog del ombligo.

Opinión, convicción, letras libres.

Este es un espacio de todes para todes.

Seamos responsables y respetuoses.

Bienvenides les lunátiques.

México en estado de recuperación

Estado de México, mayo 2020



México ocupa el quinto lugar en muertes por el COVID-19: un virus que ha devastado a nivel mundial la salud, la economía, la cultura, la educación y la política. Cada uno de estos temas es crucial para el funcionamiento y progreso de la sociedad en general.


En México no es una excepción del duro golpe que ha recibido por la situación epidémica, las macroempresas en deflación, mientras que las microempresas han tenido que cerrar sus negocios y por ende despedir a sus trabajadores, el apoyo del gobierno federal no se ha visualizado oportunamente para aquellas personas desempleadas y para aquellos negocios que viven al día.


Los mexicanos nos hemos dividido en la creencia de este virus: los que creen y los que no creen. No ha sido suficiente la veracidad del número de defunciones, el cierre paulatino de plazas públicas, la pausa sorpresiva de la educación académica presencial (desde preprimaria hasta universidad en el ámbito público y privado), etc., aunque se tenga conocimiento de lo anterior, el número de contagios día con día aumenta va aumentando día con día, y al mismo tiempo, día con día se observa el incremento de gente en las calles; mientras el otro 50% de la población seguimos los protocolos sanitarios y guardamos una sana distancia de uno con otro, respetando los horarios establecidos para poder hacer compras de primera necesidad.


Cada Estado del país tiene predeterminado sus códigos de sanitización y de prevención de acuerdo con lo que la Secretaria de Salud del país recomienda, después de un despliegue informativo de las fechas estimadas en que alcanzaríamos el pico de contagios y cuándo empezaría a descender, ha sido hasta el momento en que el país se encuentra en una grave situación en cualquier sector y así iniciaremos la “nueva normalidad”.


El cine, el teatro, los museos y cualquier evento o espacio de difusión cultural se llevarán a cabo con reglas de distancia y de salud, como también en las distintas escuelas del país; las empresas comerciales irán reabriendo el mercado de acuerdo con un orden esencial, es decir, su reapertura laboral se basará a lo que venden y que evite aglomeraciones.


La “nueva normalidad” está cerca y no depende de las autoridades gubernamentales el comportamiento que cada ciudadano deberá de tomar para que el número de contagios vaya disminuyendo, y, que será parte de la vida social ahora tomar estas medidas preventivas.


“Reactivar la economía con responsabilidad de salubridad” este es un claro objetivo del gobierno mexicano, sin embargo, no solo es la economía, sino también la educación en las aulas y en la familia.

Aún falta la principal arma para combatir el virus: una vacuna, a pesar de que cada país con su investigación y desarrollo científico trata de crear un antivirus, es demasiado temprano para hablar de un desconfinamiento total.


Las familias mexicanas son el impulso necesario para que la epidemia se regule, y a través de su comportamiento social será reflejado el margen a la baja de esta pandemia que estamos viviendo.

63 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Siempre