El Blog del ombligo.

Opinión, convicción, letras libres.

Este es un espacio de todes para todes.

Seamos responsables y respetuoses.

Bienvenides les lunátiques.

Te quiero.

Te quiero…


Curiosa palabra, en especial para quienes encuentran las letras y sus combinaciones fascinantes. Para los amantes de la lengua en todas sus formas: ¿qué decimos en verdad cuando decimos “te quiero”?


A diferencia de la palabra “te amo”, que en nuestro español y en nuestro contexto social es una palabra considerada “fuerte”; una palabra que dependiendo de nuestro semblante, tono y a quién se lo digamos, cambia de significado; una palabra que para decírsela a esa persona, debemos esperar al momento indicado… Te quiero, por otro lado, es sencillo, ligero, fácil de decir.


Decir te quiero de chica era incondicional y a la vez una forma de agradecimiento, algo que solo le decía a mis papás. Era decírselo a mi mami mil veces porque un día se le ocurrió decirme que cuando le dicen a las mamás que las quieren les da vida. Al recordar y pensar que tal vez no se lo dije lo suficiente a ese miembro de la familia que desearía que esté conmigo hoy, siento como él igual me dice “te quiero”.


Te quiero, de joven, se convirtió en algo muy literal. Decirle te quiero a mi novio era una manera bonita de decir “te quiero para mí y solo para mí”, si en ese momento hubiera entendido la diferencia, otra historia hubiéramos sido y no fue hasta que, paseando la mirada por mis redes sociales, vi lo feliz que era con su nueva novia que pude decir “te quiero, te quiero feliz pero no conmigo”.


Entonces te quiero se convierte en otra cosa cuando creces y eres casi adulto. All fin entiendes lo que quiere decir la frase “a querer se aprende”. Te quiero ya no es algo que dices, es algo que haces. Es limpiar la cocina por tu mamá, darle un abrazo a tu abuelita, regalarle un cupón a tu hermano porque sabes que le encanta comer, mandarle un mensaje a ese amigo o amiga que está lejos y juntarse con aquel o aquella que está cerca, es estar aunque no sea necesario y hacer sin que te pidan. Querer es algo que se debe aprender, pero también te debe nacer.


Te quiero hoy quiere decir “gracias, aprecio que seas parte de mi vida”. ¿Qué dicen los abuelitos cuando dicen “te quiero”? ¿A quién se lo diré cuando tenga su edad? ¿En qué se convertirá esa bella y simple frase?


Te quiero puede significar tantas cosas y puede decirse de tantas maneras. Una noche, antes de irme a casa, me abrazó fuerte y escuché un suave “te quiero”, de pronto, al soltarme, su mano bajó recorriendo mi brazo hasta encontrarse con mi mano y al tomarla, volví a escuchar esa frase, pero esta vez no la escuché de su voz. Fue un “te quiero” mudo... Hoy, sigo preguntándome qué quisiste decir.


Te quiero cerca de Ana Laura Moreno Méndea (Instagram: _veoveo).

43 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Siempre